TIENDA GRATIS – 1ºizq

 

¿POR QUÉ SINCOSTE?

SINCOSTE, Una tienda contra la cultura del usar y tirar Inditex (Pull and Bear, Massimo Dutti, Bershka, Kiddy’s Class, Oysho, Stradivarius y Zara Home) se ha extendido en 2007 hasta alcanzar 3.691 tiendas en 68 países distintos, como una mancha de aceite de 1.914.493 metros cuadrados de suelo dedicado a la ropa y los complementos de temporada. Inditex ha logrado imponer y normalizar un modelo de venta donde los artículos de la tienda se renuevan constantemente (Zara envía prendas nuevas a sus tiendas dos veces a la semana y la ropa se diseña, produce y distribuye en sólo tres semanas).

¿Cuál es el truco? Una deslocalización en constante evolución que permite producir los tejidos en condiciones infrahumanas utilizando la maquinaria agroindustrial transgénica y la fabricación de las prendas a precios irrisorios en China o indonesia. Incluso ahora del diseño de la ropa se encargan los propios países productores, casi sin regulaciones laborales y mano de obra a precios de saldo.

Esta vertiginosa maquinaria productiva ha contribuido a generar un paso más en nuestro modelo de consumo despilfarrador y hedonista, cada vez más capacitado para introducir en la moda del usar y tirar productos como coches, viviendas o viajes turísticos.

Con la vista puesta en este escenario, empezamos a trabajar, alimentándonos de algunas experiencias que ya se venían desarrollando, en un espacio de intercambio de objetos y ropa de segunda mano. Ese espacio se ubica hoy en el Centro social Patio Maravillas y pretende, como objetivo más ambicioso, dignificar el intercambio de ropa de segunda mano. ¿Por qué?

Otros proyectos similares terminan acumulando ropa y objetos de forma caótica y, al final, parece más un trastero de curiosidades que una opción de consumo alternativo. La tienda gratis del Patio Maravillas (bautizada como SINCOSTE en referencia a la marca del cocodrilo) quiere ser un espacio lleno de objetos con valor y una alternativa creíble frente al consumismo actual.

Por ello, en la tienda se incluye información sobre el modelo de consumo al que responde y sobre cómo utilizar ese servicio de forma que sea posible su mantenimiento sostenible. Por un lado, la recepción de ropa y objetos se hace de forma personalizada para que se produzca un intercambio y SINCOSTE no sirva sólo de “limpia conciencias”.

Por otro, la salida de los productos se hace a través de un modelo de autogestión. Un diseño funcional de la tienda y un mecanismo básico pero ágil de funcionamiento permiten pensar que la autogestión de este espacio mantendrá el valor de las cosas que allí se regalan y harán de SINCOSTE un servicio social verdaderamente útil. En todo caso, cuando iniciamos este proyecto eramos conscientes de su grado de experimentación así que sólo deseamos poder disfrutar contigo cada una de las etapas por las que pase SINCOSTE, un nuevo espacio de experimentación contra la cultura de usar y tirar.

p5rn7vb