#AlertaPatio


Untitled-1-03

Hace unos días hemos sabido que la empresa Nivel 29, propietaria del edificio de Pez 21 donde funciona el Patio Maravillas desde hace 4 años y medio, ha interpuesto una demanda por la vía penal contra los ocupantes del inmueble/espacio. Esta denuncia abre un proceso que ya conocemos y que tiene como objetivo desalojarnos del edificio para devolvérselo a la propiedad privada.

Los propietarios del edificio argumentan para solicitar el desalojo que el espacio está en ruinas y que tienen que hacer obras de mantenimiento. Este argumento, usado en numerosas ocasiones para expulsar a los habitantes de viviendas con las que se desea especular, carece de sentido: la asamblea del Patio Maravillas ha realizado las reformas necesarias para garantizar la estabilidad del edificio y la seguridad de quienes lo viven y disfrutan. No sólo eso, hemos cumplido con la responsabilidad civil del mismo, hemos sufrido dos incendios que hemos controlado y tras los cuales los bomberos han certificado que el edificio era absolutamente seguro.

Además de Nivel29 hay otro responsable último de esta situación: el Ayuntamiento de Madrid: la institución responsable de hacer efectivo el derecho de todas y todos a tener espacios sociales donde reunirnos, debatir, llevar a cabo actividades culturales, o donde desarrollar proyectos cooperativos que tienen como denominador común mejorar las condiciones de vida. En vez de eso, el ayuntamiento permite que empresas como Nivel 29 campen a sus anchas transformando la ciudad en un centro comercial habitable sólo para quién pueda pagárselo. Ciudaddes construídas mirando al turismo y no a la ciudadanía. Ciudades endeudadas y sin capacidad de producir políticas públicas. Un ejemplo claro es el mercado de San Ildefonso, promovido por Nivel 29. Su “street market” no es un mercado al uso donde comprar lo que necesitas en el cotidiano, es un negocio únicamente orientado al turismo y a la gente de paso, un espacio destinado al beneficio de unos pocos.

En la ciudad que el actual equipo de gobierno de Madrid lleva queriendo construir desde que llegó al cargo no hay hueco para el Patio Maravillas ni para otros espacios sociales (La Traba, La Morada, La Casika, los huertos urbanos…). Un Madrid donde no hay lugar para políticas de vivienda digna, ni para espacios verdes, ni para un urbanismo sostenible, ni para una economía social y solidaria, ni para actividades culturales gratuitas y autogestionadas, ni para hacer política desde abajo…

En su Madrid, el Madrid Marca, sólo parecen caber juegos olímpicos multimillonarios, casinos mastodónticos, centros comerciales y autopistas subterráneas, entre otros proyectos que anteponen el beneficio económico a la vida y al derecho a la ciudad. Este Madrid sólo nos ha dejado millones de euros de deudas, una ciudad invivible y espacios como el Patio en peligro de extinción.

Pero sabemos que cuando quienes nos roban nuestros derechos ya no estén aquí, quienes construimos la ciudad seguiremos estando. Seguiremos los espacios sociales, seguiremos las mujeres, las y los migrantes, los y las estudiantes, seguiremos quienes paramos desahucios, seguiremos quienes defendemos el derecho a una vida digna.

Así que vamos a construir la ciudad que queremos. Y en esa ciudad hay un Patio Maravillas. Por eso hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que construya con nosotros y nosotras la defensa de este espacio, que nos pertenece a todos y todas.

El efecto Patio se ha puesto en marcha y que no pararemos hasta frenar este desalojo o hasta conseguir una solución digna que garantice la continuidad de este proyecto social, politico y cultural que hemos construido en común en el corazón de Madrid.

Nuestra primera cita es el próximo 25 de Octubre. Día en el que invitamos a la ciudadanía a venir al Patio a concentrarse para defenderlo y demostrar que la única ruina es la de quien expropia nuestros derechos.

El Patio no se vende. El Patio se defiende.
Construye el efecto Patio. Defiende Madrid.

Etiquetas ciudadMadrid

Compartir