[8anivPatio] El derecho a la ciudad


Dentro de las actividades de nuestro 8 aniversario, el sábado 4 a las 18:30, tendremos dos presentaciones de dos publicaciones que giran en torno al hecho de la ciudad, el derecho a habitarlas y los escenarios represivos que se nos avecinan. Estarán presentando sus respectivos libros los compas del Grupo de Estudios Antropológicos La Corrala, de Granada, y lxs compas del Grupo Surrealista de Madrid.

Salamandra num. 20:

Crítica y onirocrítica de la ciudad está dedicado al espacio físico, económico, social, ideológico, antropológico y poético en el que vive la mayoría de la población y donde se han dado y se darán algunos de los movimientos más determinantes del Gran Juego que decidirá el destino (…) este bloque conjuga la crítica del urbanismo y la reflexión sobre las resistencias que genera con la exploración de la cuidad onírica, o de la poesía de la ciudad que late todavía enterrada bajo la megalópolis, y que aún alienta en nuestros sueños y despertares individuales y colectivos. Es en esta dirección donde apunta la Investigación surrealista sobre el imaginario de un barrio, realizada en Móstoles, y la Encuesta sobre la ciudad onírica que se pregunta por “las influencias mutuas que se dan entre el onirismo y nuestra experiencia de la urbe”.

 

Por qué no nos dejan hacer en la calle

La progresiva privatización del espacio público y el control social de la población son dinámicas que se integran en un modelo de ciudad centrado en la imagen y en el potencial turístico; una ciudad individualista, capitalista y segregadora; una ciudad que obstaculiza el encuentro de las personas que la habitan; una ciudad en la que no se vive, se sobrevive. Y una de las formas de conseguirlo es, precisamente, naturalizando una vida cada vez más regulada (…) A partir del caso concreto de Granada, en este libro podrás encontrar el proceso por el cual mecanismos como la ordenación de la convivencia ciudadana inciden en las dinámicas de control de la ciudadanía, en la progresiva privatización de espacios que supuestamente son públicos, además de contribuir, entre otras cuestiones, a aumentar la brecha social existentes entre unos sectores de población y otros.

 

Compartir