EL DERECHO A LA CIUDAD A JUICIO


El próximo mes de julio el Patio Maravillas cumplirá 9 años de vida en el centro de la ciudad de Madrid como espacio polivalente autogestionado, como colectivo y como comunidad. 9 años (que se dice pronto) inventando nuevas maneras de hacer política en el territorio, participando activamente de los movimientos de la ciudad, 9 años reivindicando la necesidad y el derecho que tienen las vecinas y vecinos de contar en cada barrio con un centro social donde juntarse, vivir, crear, estar.

El próximo día 3 de junio cuatro personas que durante estos 9 años han participado de diferentes formas del proyecto enfrentan el primer juicio del Patio Maravillas. Serán llevadas a juicio en virtud del Artículo 245.2 del Código Penal, el cual dice: “El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses”. Se nos juzga no por abrir la puerta del edificio, sino por permanecer en él y darle vida, un espacio que durante años estuvo abandonado y que, un año después del desalojo, continua vacío.

Este delito de usurpación es el motivo legal por el que se nos juzga, pero entendemos que este juicio va más allá, creemos que lo que se lleva juicio es el derecho a crear ciudad y ciudadanía, una de las apuestas claves del Patio desde 2007, algo de lo que nos declaramos completamente responsables y de lo que estamos muy orgullosas y orgullosos: de haber demostrado que otras formas de organización política no son solo deseables sino completamente viables y de haber sido capaces de cambiar la percepción sobre lo que es posible. Sí se puede gestionar entre miles un espacio ciudadano en el corazón del Madrid ciudad-marca.

Son cuatro personas las llevadas a juicio, pero se juzga a un cuerpo político constituido por las miles de personas que han dado vida al Patio a lo largo de todos estos años. En este sentido, la responsabilidad de los aciertos y errores que hemos cometido la asumimos de forma solidaria, como de forma solidaria asumiremos la condena o la absolución que resulte de este proceso judicial. Una de las personas que irá a juicio es nuestro compañero Guillermo Zapata, actual concejal del Ayuntamiento y participante en el recorrido del Patio durante años, como otras tantas miles de personas. Son ellas 4 porque así ha decidido un juez personalizar una causa que responde al deseo de una ciudad.

Por todo ello, queremos afirmar.

  1. El Patio Maravillas lleva 9 años apostando por la necesidad de un marco legal en el que proyectos como el suyo y otros muchos que existen en la ciudad puedan existir y sean apoyados por las instituciones públicas. Desde hace un año hemos colaborado en la puesta en marcha de la Red de Espacios Ciudadanos junto con otros muchos colectivos apostando claramente por este reto político. En este sentido entendemos que la reglamentación aprobada desde el Área de Coordinación Territorial del Ayuntamiento de Madrid, que ha visto recientemente la luz, es, aunque no cumpla nuestras expectativas, una primera piedra de una construcción amplia y compleja que llevará mucho tiempo desarrollar en toda su magnitud. Una magnitud que no dependerá de nuestra opinión sino tanto de los canales que se abran desde el Ayuntamiento como del desborde de los mismos que se pueda realizar desde los movimientos implicados en tal construcción.
  2. En el marco de ese reglamento el Patio Maravillas lleva casi 1 año en diálogo abierto con el Ayuntamiento de Madrid para encontrar, a través de los marcos legales existentes, una sede donde seguir con el proyecto político, social y cultural. Y a pesar de ello, llevamos casi 1 año sin sede física donde seguir con nuestro proyecto político. Madrid necesita con URGENCIA espacios para la gestión ciudadana en el Distrito Centro.
  3. A pesar de llevar un año sin sede durante este año se ha hablado más del Patio Maravillas que nunca. Pero no del proyecto político que queda sin espacio, ni de las cientos de actividades que no tienen donde hacerse, ni de los colectivos que han perdido su lugar de referencia. Un año en el que creemos no ha existido un debate político serio sobre qué son los centros sociales y porque hay tantísima gente en la ciudad que los queremos, gestionamos, utilizamos, reivindicamos. Pedimos que se nos tome en serio y por ello creemos imprescindible un debate sobre los centros sociales más allá de los estereotipos y las frases hechas, con todas aquellas personas que quieran participar, de manera abierta, democrática, transparente y desde las ganas de escuchar.
  4. El próximo viernes 3 de junio estaremos acompañando a nuestras compañeras a partir de las 10.30h a las puertas de los juzgados de Julián Camarillo, para decir alto y claro que no están solas, que este juicio es a las miles de personas que hemos participado en el Patio Maravillas desde 2007 y para reivindicar que el derecho a construir una ciudad mejor no se juzga.

9 DE AÑOS DE PATIO NO SE JUZGAN

 

Compartir